• Tips

Con texturas exclusivas que te harán sentir diferente. Acá te dejamos algunos tips para que tus zapatos siempre luzcan como nuevos.

Nuestros productos, son elaborados con materiales nacionales e importados. Piezas 100% cuero hechas a mano por nuestros artesanos peruanos, que dejan corazón y alma en cada una de nuestras creaciones.

Por la calidad de sus acabados y texturas, muchos requieren de algunas condiciones y cuidados para su conservación. Te invitamos a conocer las características de nuestros productos y aprender a prevenir el desgaste natural de uso, conservando su aspecto original.

Al limpiarlos, antes de aplicar cualquier tintura o pintura, lo primero que debes hacer es retirar el polvo de tus zapatos, es recomendable que lo hagas al menos una vez a la semana, esto evitará que condiciones como la humedad o suciedad afecten paulatinamente el acabado de los distintos tipos de pieles.

Cuero cocido: Este tipo de cuero se utiliza principalmente en mocasines, cuidarlo del polvo es esencial ya que se adhiere a las grietas del material por lo que la limpieza debe ser en seco y con movimientos circulares con un cepillo de dientes. Para nutrirlo, lo ideal es utilizar cera neutra para zapatos o emulsionado para bebés.

Gamuza: Para limpiarlo se recomienda aplicar productos incoloros en spray y no frotarlo ya que el color y la textura pueden cambiar. Para protegerlo de las manchas, existen impermeabilizantes disponibles en el comercio.

Cuero engrasado: Por lo general, las botas están fabricadas con este tipo de cuero y la mejor forma de limpiarlos es un gel suave y una gasa o esponja, si necesitas desmancharlo puedes aplicar yema de huevo sobre algodón seco y luego enjuagas con agua tibia. Para nutrirlo, aplica cera neutra para evitar que el cuero se agriete.

Charol: Para limpiar este tipo de piel, te recomendamos usar vaselina o aceite de cocina y frotar con un paño que no deje pelusas. Para hidratarlo puedes utilizar una solución de vinagre con agua o leche hidratante cosmética, siempre con movimientos circulares para mantener su brillo original.

Bonus: Evita guardar tus zapatos amontonados porque es posible que se deformen, mantenlos en sus cajas o en una bolsa especial para zapatos.